INDEPENDENCIA DE COLOMBIA

 

loverafirmaindend.jpg (8159 bytes) INDEPENDENCIA DE COLOMBIA 

 

                                                                                                                                                 

Las consecuencias económicas de la independencia en Colombia:
sobre los orígenes del subdesarrollo

batallacarabobo.jpg (9374 bytes)
LA CRISIS DE LEGITIMIDAD
CONTINUIDAD Y CAMBIO
SIMÓN BOLÍVAR
LA INDEPENDENCIA:
*El 19 de Abril de 1810
*Declaración de La Independencia
*La Campaña Admirable 1813
*El Manifiesto de Cartagena
*La Segunda República

                                                    


 

 

Sin título (Grabado Manuel Portillo. Tomado de: Homenaje a Fernando VII, lámina núm. 21

 

Soldados de las guerras de independencia 1810-1812 en América del Sur (Dibujo de E. Marenco.

LAS CONSECUENCIAS ECONÓMICAS DE LA INDEPENDENCIA EN COLOMBIA: COLOMBIA: Sobre los orígenes del subdesarrollo!!

LA CRISIS DE LEGITIMIDAD

A INDEPENDENCIA AMERICANA coincide con una nueva época de la expansión europea (1). En los siglos XVI, XVII y XVIII América representó el corazón de los imperios europeos. Entre 1763 y 1830 Europa perdió la parte más sustancial de sus colonias en el hemisferio occidental y su predominio se desplazó a Africa, Asia y el Oriente Medio. Después de tres siglos de colonización, las guerras europeas y el rechazo de los americanos a la tutela colonial dieron al traste con los imperios.

El contrapunto entre la neutralidad portuguesa y la participación española en el juego de rivalidades anglo-francesas puede explicar en parte la diferente trayectoria de la independencia de Brasil y la de Hispanoamérica. El movimiento pendular español entre Francia e Inglaterra mostró a los criollos la fragilidad de su metrópoli y en últimas su carácter subalterno en el viejo continente. Desde el estallido de la guerra anglo-española hasta la paz de Amiens (1796-1802), el tráfico entre España y sus posesiones americanas quedó suspendido. En 1804 España entró de nuevo en guerra con Inglaterra para recibir a los pocos meses en Trafalgar (1805) la confirmación rotunda de que en el Atlántico estaba a merced de la flota británica y, por ende, no podía impedir la ofensiva frontal de los intereses comerciales tempranamente establecidos por Gran Bretaña en sus puertos francos del Caribe; más aún: después del traslado de la corte portuguesa a Brasil (1808) bajo la escolta británica, en Río de Janeiro abriría otro foco de penetración comercial en Suramérica.

Que la metrópoli más débil, España, mantuviese en 1815 gran parte de su imperio, cuando Inglaterra y Francia estaban básicamente reducidas al Caribe, era más bien una manifestación adicional del atraso de la península ibérica: al comenzar el último cuarto del siglo XVIII la concepción teórica de Adam Smith y la independencia de las trece colonias británicas en la frontera norte del imperio español, demostraban que el edificio mercantilista representaba un lastre en la lucha por la hegemonía europea y, para el caso, mundial. Los gobernantes británicos concluían que el mercado de Iberoamérica crecía para los productos de sus fábricas sin que para ello fuese menester incurrir en el costo de administrar y defender colonias.

Así se abonó el terreno de la crisis de legitimidad que sobrevino en 1808 con la abdicación de Carlos IV, la invasión de la Grande Armée a la península y la ingeniosa captura de la familia real en Francia, una vez que Napoleón consiguió la abdicación de Carlos IV y Fernando VII a favor de su hermano José. Al igual que en España, los criollos adoptaron a Fernando VII, El Deseado, como el símbolo de la legitimidad y aceptaron la autoridad de la Junta Central que huyó de Aranjuez a Sevilla. Fn 1809 los criollos de Santafé, a diferencia de los de Popayán, vieron con simpatía el establecimiento de la Junta de Quito. El colapso de la Junta Central en Cádiz y el establecimiento de la Regencia encargada de organizar el trabajo de las Cortes (enero-febrero de 1810) desaté el movimiento que culminaría en la independencia y que inicialmente sacudió a Caracas (abril), Cartagena (mayo), Santafé (julio), Socorro (agosto)... Como en otras latitudes, en las provincias neogranadinas las elites criollas se dividieron en bandos regentistas yjuntistas; en cuanto estos últimos predominaron, sobrevino el antagonismo entre centralistas y federalistas que alimenté las guerras civiles de la Patria Boba.

"Las clases dominantes consolidadas en la Colonia enfrentaron la tarea de dirigir.." (Dos caballeros bajo las arcadas en la Casa de la Aduana, José Manuel Groot, ca. 1830).

CONTINUIDAD Y CAMBIO

Según muchos autores, la independencia no trajo ningún cambio importante en la demografía, el reparto de la riqueza y el ingreso, el aumento de la inversión social (transportes) o privada. Tampoco acompañé a la independencia un crecimiento notable de la demanda mundial de productos latinoamericanos, con excepción del azúcar. Su único efecto visible consistió en reorientar la geografía del comercio y fomentar nuevos hábitos de consumo de productos europeos (2).

¿Por qué, entonces, fue tan superficial el cambio generado por la independencia? Verbigracia, ¿por qué ganó la continuidad en un país como Venezuela donde las nuevas instituciones eran apenas del siglo XVIII y donde, en contraste con los virreinatos de México y Perú, el poder y riqueza de las elites era menos considerable, más agudas las tensiones raciales y mayores el desorden y la destrucción ocasionados en diez años de guerra civil de la independencia? (3).

Ruptura y continuidad: su vaguedad conceptual y su recurrencia en la literatura histórica parecen un fenómeno universal pero, como propuso Gerschenkron, más que inherentes a la materia histórica son instrumentos a disposición de cada historiador para contar su historia. Al especificar el carácter de la aceleración histórica inducida por la industrialización, Gerschenkron señalaba cómo ésta varia según el lugar que cada país ocupe en la cola hacia la industrialización: cuanto más atrás esté un país, mayor será su aceleración inicial. Si las trasformaciones se producen en el sector manufacturero, no habría por qué auscultarlas en grandes agregados como el ingreso nacional, puesto que cuando la industria ya se ha vuelto suficientemente abultada como para afectar el ingreso nacional, el período excitante del primer pataleo pudo haber pasado (4). Desde este punto de vista, la narrativa de las consecuencias económicas de la independencia latinoamericana resultaría poco "excitante"; a diferencia, por ejemplo, de los Estados Unidos, las nuevas naciones no hacían cola para entrar al mundo industrial, pese a la "protoindustria" textil de algunas ciudades de Brasil o México, en el siglo XVIII y comienzos del XIX (5). Con todo, conviene: a) subrayar la rusticidad de la producción textilera neogranadina, comparada incluso con los obrajes quiteños, ya en decadencia en el siglo XVIII (6), y b) anticipar que hasta principios del siglo XX casi toda la producción textilera en la Nueva Granada fue una actividad típicamente campesina, y el "artesanado" del censo de población de 1870 y subsiguientes distorsiona completamente la realidad de la estructura ocupacional y el peso de las "manufacturas" en la población económicamente activa (7). Dentro de cada unidad familiar había una simbiosis entre la producción de algodón (Santander) o lana (Boyacá y Nariño) y las faenas de hilar y tejer, desempeñadas casi siempre por las mujeres y sus niños.

La trayectoria económica colombiana entre c. 1780 y e. 1850 sugiere la extraordinaria limitación que tuvieron por un lado las reformas borbónicas y por el otro las políticas económicas liberales de los gobiernos republicanos para afectar un entable importador cuyos cimientos se echaron hacia 1780 y que, después de la independencia, se vería más afectado por las trasformaciones del cuadro de oportunidades abiertas a las diferentes elites urbanas, que por las políticas del Estado republicano o por la amenaza proveniente de otros actores sociales (8). La independencia abrió nuevas avenidas a los comerciantes de Santa Marta y Mompós que retaron la hegemonía de Cartagena (de hecho los primeros síntomas se veían en las redes de contrabando de fines del siglo XVIII), a las "ciudades confederadas del Valle" frente a Popayán, y, a los notables del Socorro y San Gil, que se afirmaron frente a Bogotá. El cuadro era dinámico: recién llegados, como Medellín, enfrentaron a mediados del siglo el "separatismo" de Manizales. Desde el punto de vista social, las amenazas quedaron localizadas en los "retozos democráticos" de la región caucana, a mediados del siglo, y en el movimiento artesanal bogotano, de la misma época y a pesar de que en la segunda mitad del siglo seguirían pesando en la vida política, no crearon en las clases dirigentes o propietarias un estado de ansiedad o inseguridad y más bien dieron pie al oportunismo de los políticos para explotarlas para sus fines electorales o militares.

Continuidad y ruptura: algunas interpretaciones de la historiografía económica acentúan la continuidad; así, W. P. McGreevy sostiene que "a pesar de estos cambios politicos[...] muchos elementos de una política colonial esencialmente explotadora continuaron en el nuevo Estado después de la independencia...", y añade que "la continuidad de la política económica y de las condiciones economlcas me llevan a considerar los años 1763-1845 en un capítulo único para restar énfasis al cambio político que trajo la independencia de España" (9).

En un trabajo anterior adoptamos la tesis de que la independencia representó un cambio neto y definitivo en la historia colombiana. Si bien es cierto que la economía y la sociedad se trasformaron débilmente, la época que abre la lndependencla se caracterizó porque las clases dominantes consolidadas en la colonia enfrentaron la tarea de dirigir política,nente la nación recién inventada. Al romper el nexo colonial y barrer con sus agentes y representantes, estas clases tendrían que convertirse en una clase dirigente nacional, desbordando el localismo colonial y superando la fragmentación y dispersión del poder (10).

En este ensayo, esbozaremos, siguiendo la prescripción de Mörner, algunos cambios que la independencia produjo en la estratificación social (11). Para lograrlo, enfocamos sumariamente los efectos de las importaciones de textiles de algodón británicos en la primera mitad del siglo XIX y, puesto que estas se pagaron con oro, consideramos las condiciones de la oferta del metal.

SIMÓN BOLÍVAR

Nace en Caracas, 24 julio 1783
Muere en Santa Marta, Colombia, 17 diciembre 1830

Simón Bolívar nació de un hogar aristócrata por lo cual tuvo una excelente educación, a pesar de la muerte de sus padres, cuando tenía 9 años. Uno de sus tutores fue Simón Rodríguez, quien lo introdujo al movimiento filosófico de aquella época. En 1799 viaja a España, para proseguir con su educación. Allí se casa en 1802 con Maria Teresa Rodríguez del Toro y Alayza, pero esta muere de fiebre amarilla al año siguiente, después de volver a Venezuela.

 

 

bolivarybelloestudiando.jpg (5433 bytes)
Bolívar y Bello Estudiando - Tito Salas

bodadebolivar.jpg (7410 bytes)
Boda de Bolívar - Tito Salas

 

 

Bolívar regresa entonces a España con su tutor, Simón Rodríguez en 1804. Es en ese viaje es cuando hace el famoso juramento sobre el Monte Sacro de Roma de no descansar hasta que América sea libre.

 

juramento.jpg (5476 bytes)

 

Después de los sucesos del 19 de Abril de 1810, Bolívar es enviado a Inglaterra con Andrés Bello y Luis López Méndez en una misión diplomática, para lograr el reconocimiento de la nación que se estaba formando. Regresa a Venezuela y da su discurso en favor de la independencia americana ante la Sociedad Patriótica.

Cuando Miranda es derrotado por las fuerzas realistas, Bolívar debe huir a Cartagena desde donde invade a Venezuela en 1813. En Mérida es proclamado "Libertador" y proclama la "guerra a muerte". En Agosto, toma la ciudad de Caracas y proclama la segunda república.

Después de numerosas batallas, tiene que huir a Jamaica, en donde escribe su "Carta de Jamaica". En 1817, regresa a Venezuela. Dos años más tarde, en 1819 se crea el congreso de Angostura en donde funda la Gran Colombia (Venezuela, Colombia, Panamá y Ecuador) y es nombrado presidente. En Agosto logra la independencia de Colombia en la batalla de Boyacá, el 7 de Agosto, y después de 2 años de luchas, la independencia de Venezuela se consolida con la Batalla de Carabobo, el 24 de Junio de 1821.

 

batallacarabobo.jpg (9374 bytes)
Batalla de Carabobo

 

Posteriormente, en Agosto, gana la Batalla de Boyacá. Después de que Sucre ganara la batalla de Pichincha, en 1822, y liberara el norte de Sur América, Bolívar cruza los Andes para liberar Perú, lo cual logra con Sucre en la Batalla de Junín, el 6 de Agosto de 1824.

Mientras estuvo fuera de Venezuela, Bolívar es víctima de las rivalidades entre los caudillos que empezaban a gobernar a Venezuela y se va a Colombia, en donde muere el 17 de diciembre de 1830, en la ciudad de Santa Marta. Sus últimas declaraciones reflejan la amargura que sentía por no haber logrado su objetivo de la unión de la nueva patria: "¡Colombianos! Mis últimos votos son por la felicidad de la patria. Si mi muerte contribuye para que cesen los partidos y se consolide la unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro".

 

 

muertebolivar.jpg (4439 bytes)
Muerte de Bolívar - Quijano 

La Independencia 

En el siglo XVIII dos movimientos marcaron historia y fueron antecedentes muy importantes para la independencia. En primer lugar, los Estados unidos se independizaron de Inglaterra en 1776, abriendo el camino y dando la idea a otras colonias, como Venezuela. En segundo lugar, en 1789, la revolución francesa, con su proclama de libertad, igualdad y fraternidad, traía un antecedente que tuvo mucho impacto entre todos los intelectuales que veían que el régimen existente en Venezuela no se ajustaba a esos ideales que se estaban poniendo de moda.

Estos movimientos en Estados Unidos y Francia fueron el caldo de cultivo para los movimientos de Chirino, Gual y España y la expedición de Miranda en 1806 (ver capítulo anterior), y fueron preparando el terreno para la independencia.

En Venezuela, los "criollos" estaban molestos por ciertas normas que habían impuesto los españoles, tal como lo expresó más tarde Simón Bolívar en su carta de Jamaica: "... con restricciones chocantes; tales son las prohibiciones del cultivo de frutos de Europa, el estanco de las producciones que el rey monopoliza, el impedimento de las fábricas que la misma Península no posee, los privilegios exclusivos del comercio hasta de los objetos de primera necesidad; las trabas entre provincias y provincias americanas para que no se traten, entiendan, ni negocien;"

Además de estos motivos, la gota que derramó el vaso fue que los franceses, bajo el mando de Napoleón Bonaparte habían invadido a España, obligando al rey Carlos IV y a su hijo Fernando VII a renunciar al trono a favor de Napoleón, quien puso a su hermano, José Bonaparte, como rey de España.

 

 

El 19 de Abril de 1810

La independencia de Venezuela se inicia en Caracas, el 19 de Abril de 1810, cuando un grupo de criollos caraqueños aprovechó la excusa de que en España estaba mandando un francés, para convocar una reunión del cabildo y proclamar un gobierno propio hasta que Fernando VII volviera al trono de España.

 

 

19abril.jpg (9117 bytes)
19 de Abril
Fresco de Tito Salas


Madariaga

 

El Capitán General (recordemos que Venezuela era una Capitanía General), Vicente Emparan, no estuvo de acuerdo con esto, y cuando desde la ventana del ayuntamiento le preguntó al pueblo que se había reunido en la plaza mayor (hoy plaza Bolívar) si quería que el siguiera mandando, el presbítero José Cortés de Madariaga, le hizo signos a la multitud para que contestaran que "NO". Y eso fue lo que ocurrió. Emparan dijo que entonces, el tampoco quería mando, renunció y se fue a España con sus colaboradores. Se había iniciado la independencia de Venezuela.

Para sustituir a Emparan se nombró un grupo con el nombre muy hipócrita de "Junta Suprema Conservadora de los Derechos de Fernando VII". Las primeras medidas que se tomaron fueron las de liberar el comercio exterior, prohibir el comercio de esclavos negros, crear la Sociedad Patriótica (para fomentar la agricultura y la industria), así como la Academia de Matemáticas.

 

 

bolivar1.jpg (5246 bytes)

Como también era importante obtener el reconocimiento y apoyo internacional, para lo cual se enviaron varias delegaciones al exterior. A Curazao se envían Mariano Montilla y Vicente Salías (el creador de la letra del himno). A Londres se comisionaron al coronel Simón Bolívar a Luis López Méndez y a Andrés Bello). Finalmente, a los Estados Unidos enviaron a Juan Vicente de Bolívar (Hermano mayor de Simón, y quien por cierto perdió la vida en un naufragio cumpliendo con esta misión), Don Telésforo Orea y Don José Rafael Revenga.

 

Adicionalmente, la Junta Suprema se dirigió a todos los otros ayuntamientos de América para que siguieran el "ejemplo que Caracas dio", uniéndose a este movimiento. Se convocaron a elecciones para el mes de Noviembre, a fin de elegir los representantes al primer congreso de Venezuela, el cual quedó instalado el 2 de marzo de 1811 con los diputados electos en 7 provincias: Caracas, Barinas, Cumaná, Barcelona, Margarita, Mérida y Trujillo. Nótese que las provincias de Guayana, Maracaibo y Coro no asistieron, por permanecer fieles al gobierno Español.

 

 

bandera.gif (1393 bytes)

 

Este fue el congreso que adoptó por primera vez la bandera de Venezuela, utilizando la misma que introdujo Francisco de Miranda en su expedición de 1806, añadiéndole en la franja azul siete estrellas, una por cada provincia representada..

 

 

 

mendoza.jpg (4179 bytes)
Cristóbal Mendoza

Buscando el esquema de 3 poderes separados, se creó una Alta Corte de Justicia, presidida por Francisco Espejo y para el poder ejecutivo, se designó un triunvirato formado por Cristóbal Mendoza, Juan Escalona y Baltazar Padrón. Es así como el Trujillano, Cristóbal Mendoza, se convierte en el primer presidente de Venezuela.

 

Declaración de La Independencia

La Sociedad Patriótica, que había sido convocada para ocuparse del desarrollo económico del país, se convirtió en un foro en donde se llevaron a cabo las discusiones y los discursos que condujeron a la independencia del país. Entre los más asiduos participantes estuvieron Simón Bolívar y Francisco de Miranda, a su regreso de Londres.

 

El 5 de Julio de 1811, los miembros de la Sociedad Patriótica, convencieron a todos los congresantes menos uno, de declarar la independencia de Venezuela, olvidándose de una vez de la defensa de los derechos de Fernando VII. Esto marcó la fundación del Estado Venezolano. El acta de independencia fue encomendada a Juan Germán Roscio y el texto definitivo fue aprobado el 7 de julio. 

 

 

loverafirmaindend.jpg (8159 bytes)
Firma de la Independencia por Tomás Lovera

 

 

El recién creado estado necesitaba una constitución, para lo cual se encargó a Francisco Javier Ustáriz, a Gabriel Ponte y a Juan Germán Roscio para que la redactaran. La primera constitución fue muy similar a la de los Estados Unidos, es decir de tipo federalista (o descentralizada), en donde las provincias conservaban mucha autonomía y podían tener sus propias leyes. A pesar de que este sistema fue objetado por varios miembros de la Sociedad Patriótica (entre ellos Bolívar y Miranda), fue aprobado por la mayoría. Esta constitución también estuvo inspirada en las ideas francesas, respetando los derechos del hombre y dándole a todos los habitantes el tratamiento de ciudadano, sin importar la clase social. Había nacido la Primera República.

 

A esta república no le faltaron las dificultades. Los que se oponían a la independencia de Venezuela, llamados los realistas, dominaban las provincias de Maracaibo, Guayana y Coro. España había ordenado el bloqueo a Venezuela, dificultando el comercio exterior, y organizó la resistencia bajo el mando del capitán Domingo Monteverde.

 


Terremoto de Caracas
Tito Salas

Para colmo de males, el Jueves Santo de 1812, un fuerte terremoto sacudió al país, matando a más de 10.000 personas y causando una gran destrucción en Caracas y otras ciudades. Allí es cuando Bolívar pronunció su famosa frase: Aunque la naturaleza se oponga, lucharemos contra ella y haremos que nos obedezca. Sin embargo los realistas, y muchos religiosos que los apoyaban, aprovechándose de la ignorancia del la gente, decían que aquello era el castigo de Dios.

 

El poder ejecutivo, dividido entre 3 personas (triunvirato) resultaba poco ágil y decidió darle poderes absolutos a Francisco de Miranda para que defendiera la naciente patria, nombrándolo Generalísimo. Sin embargo, ya era tarde. Miranda encargó al coronel Ustáriz la defensa de Valencia y al Coronel Simón Bolívar la de Puerto Cabello. Pero ninguno de los dos logró su objetivo, siendo derrotados.

 

 

En Puerto Cabello, un soldado traicionó a Simón Bolívar, sublevando parte de la guarnición. A pesar de eso Bolívar luchó desesperadamente para defender la plaza, hasta que tuvo que huir a La Guaira. En una carta a Miranda, escribió: "Si un solo soldado me hubiese quedado, con ese habría combatido al enemigo; si me abandonaron no fue por mi culpa. Nada me quedó que hacer para contenerlos y comprometerlos a que salvasen la patria; pero, ¡ah! esta se ha perdido en mis manos.


Fortín de San Felipe

 

A Miranda no le quedó más remedio que rendirse en San Mateo el 25 de julio de 1812, firmando un armisticio, el cual no fue cumplido por Monteverde quien lo mandó a encarcelar cuando se preparaba para ir al exterior. Igualmente, mandó a matar a miles de personas, incluyendo mujeres y niños, entre los patriotas (los que apoyaban la independencia). Miranda murió encarcelado en la cárcel de La Carraca, en España, el 24 de Julio de 1816. También había muerto en forma prematura la Primera República.

 

 

mirandaenlacarraca.jpg (6718 bytes)
Miranda en la Carraca - Arturo Michelena

La Campaña Admirable 1813

bolivarecuestremichelena.jpg (6517 bytes)

SIMÓN BOLÍVAR, quien al perder Puerto Cabello, había huido a La Guaira, fue posteriormente a Cartagena. Allí, el 15 de Diciembre de 1812, escribió el Manifiesto de Cartagena (Ver recuadro ) en donde empezó a perfilarse como un gran estadista y también como estratega. Con este manifiesto logró el apoyo del Congreso de Nueva Granada y consiguió los recursos materiales y humanos para iniciar lo que se llamó la Campaña admirable (ver recuadro), que se inició con la toma de San Antonio del Táchira, el 1 de Marzo de 1813 y culminó con la entrada triunfal en Caracas, el 7 de agosto de 1813.

 

El Manifiesto de Cartagena

En este manifiesto (texto completo) Simón Bolívar analiza la situación de Venezuela y explica por que se perdió la primera república. También promueve la unión de Nueva Granada (Colombia) y Venezuela, para lograr la libertad de ambos países.

Entre las razones que Bolívar da para la pérdida de la república, figuran el sistema federalista, el cual decía que estaba muy bien para los Estados Unidos, pero no para un país como Venezuela en ese momento. Menciona que se requería un gobierno centralizado y mucho más fuerte. Explicaba que el gobierno debía ser mucho más duro con el enemigo y debía construir un ejército más fuerte y disciplinado. También manifestó que el terremoto significo la "ruina material y moral" de Venezuela.

 


Santiago Mariño

Mientras tanto, en el oriente del país, Santiago Mariño, conjuntamente con unos patriotas que se habían escapado después de la capitulación de Miranda, logró tomar las provincias de Cumaná Barcelona y Margarita.

 

Es también durante la La Campaña Admirable que Bolívar dio su famosa "Proclama de guerra a Muerte", en la que expresó: "Españoles y Canarios, contad con la muerte, aún siendo indiferentes, si no obráis activamente en obsequio de la libertad de América... Americanos, contad con la vida, aún cuando seáis culpables". Como se puede observar, es una declaración algo radical, que solo puede ser entendida dentro del contexto y de los horrores de la guerra.

 

La Campaña Admirable

Bolívar tenía dos divisiones. La primera comandada por Atanasio Girardot y la segunda por José Félix Ribas. El mayor del ejército era el marabino, Rafael Urdaneta. La cronología de los eventos fue la siguiente:

La Segunda República

Con la entrada de Bolívar a Caracas, queda instituida una nueva república que controlaba todas las provincias menos Guayana y Maracaibo. Sin embargo, a la semana de haber llegado tuvo que volver a salir para luchar contra Monteverde, quien se había refugiado en Puerto Cabello. En septiembre, los realistas reciben refuerzos de España. Sin embargo, los éxitos militares de los patriotas continuaron durante 1813, con las batallas de Bárbula (aunque allí muere Girardot) y con la victoria sobre Monteverde en Las Trincheras, el 3 de octubre, forzando su salida del país.

 

 

ricaurte.jpg (4566 bytes)

 


Ricaurte - Estatua en San Mateo

Un elemento que fue determinante en la caída de esta joven república fue la aparición de un caudillo español realista, José Tomás Boves, quien con su liderazgo y la promesa de darles las riquezas de los blancos, comandó un poderoso ejército de llaneros pardos. Boves inicia sus victorias el 3 de febrero de 1814, derrotando a Vicente Campo Elías, en La Puerta. José Felix Ribas, quien contaba con muy pocos hombres, tuvo que salir a reclutar jóvenes estudiantes de la Universidad de Caracas y del Seminario para enfrentar a Boves.


herreraricaurte.jpg (8912 bytes)
Ricaurte en San Mateo - Antonio Herrera

 

 

En la ciudad de La Victoria, el 12 de febrero, se defendieron heroicamente hasta recibir refuerzos de Campo Elías y lograr la retirada de Boves. (Es para conmemorar este episodio que en Venezuela se celebra el día de la Juventud el 12 de febrero).

Boves, sin embargo, logra reorganizar su ejército y emprende la marcha hacia Caracas. Bolívar lo detiene por algún tiempo en San Mateo, pero luego es vencido el 24 de marzo de 1814. Gracias a la acción heroica de Antonio Ricaurte, quien se sacrificó prendiéndole fuego al polvorín, la pólvora no cayó en manos de Boves.

 

huidadecaracas.jpg (6236 bytes)
Detalle Huída hacia Oriente
Titos Salas

Lo que siguió fue el pánico. La crueldad de Boves era legendaria y la población de Caracas, unida a la que ya había huido de otras partes del país, emigró hacia Oriente. Cuentan que en esta huida murieron más personas que en el terremoto mismo.

 

 

El 18 de Agosto, Bolívar al mando de 3000 hombres trató de detener las tropas realistas comandadas por Morales, pero fue derrotado. Cuenta Baralt, que Morales "pasó a cuchillo no solamente a los prisioneros, sino a una gran parte de la vecindad, sin respetar edad ni sexo, haciendo como Rosete, su matanza, en el recinto mismo de la iglesia".

 

El fin era inevitable: Los jefes patriotas – Bolívar, Mariño, Ribas, Piar, Bermúdez, Monagas, Cedeño y Zaraza – contaban con pocas tropas y tenían muchas diferencias entre sí. Ribas pierde en Urica el 5 de diciembre, sin embargo en esa batalla pierde la vida Boves. Ribas se interna en las montañas, pero es capturado por un jefe realista quien lo mata, manda a freír su cabeza en aceite, y la envía a Caracas, en donde es exhibida en la plaza mayor.

 

bermudez.jpg (4558 bytes)
Bermúdez

La última batalla fue la que perdió Bermúdez en Maturín, el 11 de diciembre. Casi todos los jefes patriotas tuvieron que huir al exterior, con la excepción de Monagas, Cedeño y Zaraza que permanecieron para iniciar posteriormente la lucha de guerrillas.

Terminaba así el año 1814, llamado por los historiadores, con justa razón, el "año terrible", llevándose consigo la corta existencia de la II República